San Jorge y las fiestas de moros y cristianos

Se desconoce el año en que se inician nuestras fiestas en honor a San Jorge Mártir, al no existir documentación sobre la misma ni en el Archivo Municipal ni Parroquial de la que se puedan fijar sus orígenes, al haberse quemado durante la guerra civil.

Según la tradición mayoritariamente aceptada, nuestras fiestas derivan de la antigua soldadesca, que en el caso de Bañeres tomó parte, entre otros en la Guerra de Sucesión, en el bando de Felipe V, conociéndose que llevaban en su bandera la imagen del Sant Jordi. Según consta en varios escritos y documentos en 1747 ya existían gastos para las fiestas de San Jorge.

El 7 de septiembre de 1780 llegó a Bañeres una reliquia de nuestro patrón, dando origen a la fiesta de la Reliquia, que tradicionalmente se celebra el primer domingo de septiembre.

Y podemos considerar como primer cronista de nuestras fiestas al botánico valenciano Antonio José de Cavanilles, quien el 23 d’abril de 1792, encontrándose en Banyeres, dejó constancia escrita en su "Cuaderno de excursiones" de nuestras fiestas de Moros y Cristianos:

“Apenas salimos del pinar se ve ya el castillo y pueblo de Bañeres construido en lo alto de un montecito, y en la cumbre de ese el castillo, sus calles en cuesta, y todo cubierto al oriente por el cabezo de un monte, que ya se reputa ramal o primer escalón para la Mariola. Hacían los de Bañeres en ese día la fiesta de San Jorge, la que continuaron en el siguiente con grande estruendo de tiros y ataques, representando la toma del castillo por los moros y la represa que después hicieron los cristianos”.

De dicho Cuaderno extrae la esencia religiosa de nuestras fiestas: la celebración del día de Sant Jordi. Así se puede afirmar que las fiestas de Moros y Cristianos de Banyeres de Mariola se celebraban todos los años, y no de forma esporádica, en las mismas fechas, en honor del patrón.