La Inquisición y los moriscos en Banyeres de Mariola. Unos apuntes sobre la cuestión


Mª Carmen Ortego Osete, Experta en Cultura y Civilización Islámica

Descarregar document

El Tribunal de la Inquisición ya se conocía tanto en el Reino de Aragón como en el resto de los reinos pertenecientes a esta corona puesto que, fue instituido por Jaime I en el año 1270 tras la petición que hizo este rey al papa Gregorio IX y, su concesión, por parte de éste para acabar con los albigenses. Sin embargo, en las fechas en que el rey Fernando el Católico quiere volver a introducirlo, este tribunal inquisitorial medieval ya no ejercía como tal.

Por tanto, la Inquisición en el Reino de Valencia, al igual que ocurre en el Reino de Aragón y el Condado de Barcelona, la vuelve a instaurar Fernando el Católico después de conseguir una bula del papa Sixto IV en 1482 y, tras muchas discrepancias con las Cortes del Reino de Valencia puesto que conculcaba sus fueros. Así pues, bajo pena de desacato a la autoridad real finalmente queda constituido, con sede en Valencia el Tribunal del Santo Oficio.

La Inquisición de Valencia abarcaba el arzobispado de Valencia, más la diócesis de Tortosa, Segorbe, Albarracín y Teruel1.

En un principio y, como ocurre en la Corona de Castilla, este tri¬bunal irá destinado al control de los judíos conversos, sin embargo, y como consecuencia del edicto de obligada conversión al cristianismo de los mudéjares del Reino de Aragón en el año de 1525, este tribunal también actuará contra los cristianos nuevos de moriscos.

Después de la revuelta de las Germanías ocurrida entre 1519 y 1522 y, como consecuencia de la derrota del ejército virreinal en Gandía durante esta revuelta, en el año 1521, el cual estaba com-puesto principalmente por mudéjares, estalló el saqueo de lugares y la conversión forzosa al cristianismo de estos mudéjares.

Esta conversión forzosa produce diversas dudas en cuanto a la validez de la misma por lo que el ya entonces rey Carlos V, ordenó llevar a cabo una investigación para saber hasta qué punto fue válida. Ultimada la investigación, se llega a la conclusión de que era totalmente válida por lo que el rey, en abril de 1525 dicta un real decreto en el que se indica que todos aquellos a los que se había bautizado quedaban obligados a la práctica del cristianismo y, en caso de no obedecer, serían considerados como herejes lo que daría lugar a su persecución por la Inquisición, como ya había ocurrido antes con los judíos. Desde este momento, todos aquellos musulmanes a los que se habían bautizado de manera obligatoria son legalmente cristianos al igual que los convertidos después de dicho bando y serán denominados moriscos. A partir de entonces se perseguirá a todos aquellos conversos que, de manera privada, siguiesen practicando sus costumbres musulmanas. La institución encargada de la vigilancia de la población morisca será la Inquisición.

Para llevar a cabo su labor a lo largo y ancho del Reino de Valencia, al igual que ocurría en el Reino de Castilla, el Santo Oficio se servía de personas que, aún sin percibir salario alguno, ayudaban a los inquisidores mediante información obtenida en los distintos lugares. A estas personas se les denominó «familiares» las cuales tuvieron gran importancia en las zonas rurales del distrito de Valencia.

En lo que a la zona de Banyeres y lugares de alrededor, tenemos constancia, según el estudio realizado por Haliczer2 que en el siglo XVII existían treinta y seis «familiares» en Bocairent. En Alcoy y Cocentaina, lugares del entorno, existían veintisiete y cinco, respectivamente y, todo esto, aunque no hay constancia de que estos lugares fuesen generadores de herejía. Para hacernos una mejor idea de lo que suponían los treinta y seis «familiares» que había en Bocairent podemos compararlos con los veinticuatro que, en ese mismo tiempo se encontraban en Denia, ciudad mucho más importante en aquel momento3.

¿A qué era debida tan gran cantidad de «familiares» de la Inquisición, entonces? La explicación podría encontrarse en que allí residiesen los que correspondiesen a Banyeres y Alfafara que, en aquel momento formaban parte de Bocairent.

Así pues y una vez instituida, la Inquisición comienza a realizar visitas a los diferentes lugares en donde se sospechaba de la presencia de herejes o, como en nuestro caso, de moriscos que aún seguían practicando de manera íntima su antigua religión.

Es en este contexto en el que el inquisidor Zarate visita los lugares que se dieron en llamar la «montaña valenciana». En 1578 tenemos constancia documental de que Banyeres recibe la visita del Inquisidor Pedro de Zarate mientras ejercía el virreinato Aytona4.

En un documento de la Sección Inquisición, del Archivo Histórico Nacional5, se da cuenta de esta visita. Así el 19 de octubre de 1578 se publica el Edicto de Fe en Banyeres, y simultáneamente se hace en Bocairent, Agullent, Alfafara y Agres.

¿En qué consistía el Edicto de Fe?6 Era una proclamación pública solemne que se realizaba en las iglesias y lugares públicos de lo que se consideraban errores heréticos. Después de la proclamación del edicto había un periodo de una semana para que las personas denunciasen a quien creyesen que estaban cometiendo una herejía o, inclusive, se denuncien a sí mismos, si creen que en sus prácticas religiosas estuviesen cometiéndola, bajo pena de excomunión mayor.

Durante este tiempo el miedo y la desconfianza, no solamente de extraños, si no de la propia familia igualmente, reinaban por doquier debido al trabajo que realizaban los «familiares» que hemos mencionado, dando información al Santo Oficio.

En la visita que se hace a Banyeres no consta ningún morisco testificado; no ocurre lo mismo con algunos vecinos de los lugares de alrededor como Alcoy, Biar y Cocentaina en donde hay diversos moriscos testificados.

Hay que destacar que Bocairent sí tiene una persona testificada por acciones deshonestas, otra de las causas en las que tenía competencia este tribunal.

En el momento de la visita del Inquisidor no tenemos, de momento, mayor información sobre la situación de los moriscos en Banyeres aunque sí que de fechas anteriores contamos con alguna referencia a los mismos, en la investigación llevada a cabo por Enrique García Cañamares, que los incluye en su relación de moriscos7. Tampoco aparecen mencionados, en las listas de los moriscos expulsados, nadie de este lugar.

¿Qué podría haber llevado a los musulmanes a ir abandonando su lugar de origen? Como consecuencia de las revueltas de Al-Azraq es muy probable que algunas de estas personas dejasen el lugar y se instalasen en otros lugares donde residiesen algunos familiares u otros musulmanes y fuesen lugares más tranquilos. Tampoco ayudaban las continuas desavenencias entre Aragón y Castilla que afectaban a los lugares fronterizos. A este fin no sería descabellado que los musulmanes de Banyeres se hubiesen asentado tanto en Petrer al ser los Loaysa también señores de ese lugar o, en el momento en que Bernardo de Tous fue señor de Banyeres se fuesen a Tous. Ambos lugares, Petrer y Tous, mantuvieron una población importante de moriscos hasta la expulsión. Ambos lugares figuran en el listado de los pueblos afectados por el desarme de los moriscos. En el caso de los que a continuación referenciamos, ninguno pertenecía a los lugares anteriormente citados.

MORISCOS DE BANYERES

Encontramos en el estudio de Cañamares, las siguientes personas moriscas entre los siglos XV y XVI:

* En el año 1471 hay noticia de que Aan Arraiz Rida (¿posible arráez?) había nacido en Banyeres, siendo para esta fecha un morisco que mantenía su apellido, Rida.

* A partir de 1560 encontramos otro morisco denominado Miquel Zorrilla, en los archivos municipales de La Safor y que su nombre árabe había sido Abrahim, también había nacido en Banyeres. Se encontraba casado pero se desconoce el nombre de la esposa y su oficio era la agricultura.

*Del año 1562 tenemos noticias de otros dos moriscos nacidos en Banyeres. De uno de ellos no se tiene más noticia que su nombre, Boday, su padre se llamaba Jafer y que era agricultor. El otro morisco era Asmet Faraig que, conservaba su nombre árabe. Estaba casado y también era agricultor. Los datos se obtuvieron de los archivos municipales de Gandía.

*El último morisco del que se tiene noticia y que, como los otros, había nacido en Banyeres es Joan Nageret del que no se conserva su nombre árabe. Sus datos se han obtenido de los archivos parroquiales de Beniarjó, del libro de bautizos, el lugar donde residía. Este morisco estaba casado y el nombre de su esposa era Esperanza. Tenían una hija que se llamaba Ángela. La fecha en la que está registrado es 1586.8

FOTOGRAFIA 1
A. H. N. Inquisición, L. 936, pág. 193

FOTOGRAFIA 2
A. H. N. Inquisición, L. 936, pág. 194

BIBLIOGRAFÍA

– «Historia de una represión. Los moriscos y la inquisición en Valencia 1566-1620». Raphaél Carrasco, p. 44 en: Áreas, Revista de Ciencias Sociales, 9 (1988).

– El cuaderno de un visitador de moriscos. Elíseo Vidal Beltrán.

– Archivo Histórico Nacional. Sección Inquisición. Libro 936, fol. 166r°sq.

– «Documentación inquisitorial: El Edicto de fe. Revisión diplomática». Juan Carlos Galende Díaz en: Acta Medieaevalia n° 25, 2003.

– Las gemianías de Valencia. La nobleza en tres momentos de la historia en el Reino de Valencia. Ricardo García Cárcel, 2014.

– Fernando II y la Inquisición. El establecimiento de los tribunales inquisitoriales en la Corona de Aragón (1479-1490). José Ángel Sesma Muñoz, Madrid, 2013.

– Inquisición y sociedad en el Reino de Valencia (1478-1834). Stephen Haliczer, Valencia.

RECURSOS INTERNET

www.losmoriscos.es
www.losmoriscos.es/mvpersonal
www.ignasigirones.com

NOTAS AL PIÉ DE PÁGINA:

1 El cuaderno de un visitador de moriscos. Elíseo Vidal Beltrán, p. 45.

2 Inquisición y sociedad en el Reino de Valencia (1478-1834). Stephen Haliczer, Valencia, 1993 p. 251.

3 Ibidem, p. 255.

4«Historia de una represión. Los moriscos y la inquisición en Valencia 1566-1620». Raphaél Carrasco, p. 44 en: Áreas, Revista de Ciencias Sociales, 9 (1988) pp. 25-50.

5 Libro 936, fol. 166 ro sq

6 «Documentación inquisitorial: El Edicto de fe. Revisión diplomática». Juan Carlos Galende Díaz en: Acta Medíeaevalia n° 25, año 2003, pp 773-798.

7 www.losmoriscos.es

8 www.los moricos.es/mv personal