El P. Fernando


Aleluya, Fulla parroquial nº 2112

Descarregar document

Después de poco más dos años y medio de estancia entre nosotros el P. Fernando parte de nuevo a su tierra, a su país, Ecuador, y a su querida diócesis, Ambato.

El P. Fernando llega nuestra parroquia en la navidades de 2011, enviado por el Sr. Arzobispo. Vino a cursar estudios Superiores en el Instituto de la Familia Juan Pablo II de Valencia. Este ha sido el motivo de su estancia “los estudios superiores”. Y así informábamos en el aleluya 1884, fecha del 30 de enero de 2012. Según el “informe” del Consejo de Pastoral, en Aleluya, esa era la finalidad principal “estudiar”, y añadía, “coadyuvar como sacerdote, realizando su ministerio”.

En cuanto a los estudios los ha completado. Realizó la lectura de la tesina el martes 17 de junio sobre el tema: Matrimonio y sacerdocio, dos respuestas a la vocación del amor”. La “exposición y defensa” del tema propuesto por el Tribunal fue brillante, obteniendo la máxima calificación.

En cuanto el trabajo pastoral el Arciprestazgo agradece todos sus servicios y su siempre completa disponibilidad. Ha sido muy valiosa.

Nuestra parroquia valora además su bien hacer. Su discreción total y absoluta, tarea nada fácil. Su “saber estar” en cada momento y situación. Su respeto ante nuestras costumbres y tradiciones, que no son las suyas. El “incorporarse” a unas formas de trabajar pastoralmente y de celebrar litúrgicamente muy nuestras (según nuestra historia parroquial y nuestra cultura y tradición).

Y de una forma especial la claridad que desde el primer momento ha tenido en que lo más importante, en su ayuda pastoral, era nuestra parroquia y nuestra comunidad, y no su persona. El solo venía a ayudar, según sus posibilidades, y el tiempo que le permitían sus estudios. Tarea nada fácil y que ha sabido llevar plenamente a cabo.

La parroquia manifiesta públicamente su gratitud y le desea no solo un feliz retorno sino un trabajo sacerdotal fructífero y un nuevo servicio a su diócesis.