D. Miguel Payá (02-09-2007)


D. Miguel Payá

Por tercera vez he tenido el honor y la alegría de ser invitado a predicar en la fiesta de la Reliquia de San Jorge, en este pueblo para mi tan cercano y amable.
De nuevo me admiro al contemplar la devoción admirable de esta comunidad cristiana al Gran Mártir, la seriedad y belleza de sus celebraciones y la elegancia de sus festeros.
Aprovecho la ocasión para pedir a Dios fervientemente por la prosperidad de Banyeres, por su convivencia pacífica y por el crecimiento y maduración de la fe cristiana.
No puedo dejar de tener un recuerdo especial por tantos hombres y mujeres de este pueblo con los que he tenido ocasión de compartir muchos momentos especiales de formación cristiana. Sus rostros, su simpatía y su carácter acogedor y abierto, están para siempre grabados en mi corazón.

2 de Septiembre de 2007
Miguel Payá