Las filas de los cristianos a su capitán, a las chicas y en Ovillejo