La universal cruz de San Jorge – Programa de Festes 2020

 

Descarregar document »

La universal cruz de San Jorge – Programa de Festes 2020

Antonio Ferre Albero

 

Para los habitantes de esta tierra, San Jorge forma parte de nuestras vidas y nos acompaña desde la niñez hasta que dejamos este viaje temporal denominado vida. Podremos participar más activamente en la fiesta formando parte de una comparsa o vivirla desde otro prisma como no festero; podremos residir en esta población en la altura y rodeados de la belleza de la Sierra Mariola o, por distintos motivos, en la distancia siendo sin duda embajadores de Banyeres y de San Jorge: siempre llevaremos, allí donde estemos, con gran honor esta nuestra tierra y a San Jorge en el corazón. 

Nuestra fiesta de Moros y Cristianos tiene como eje central a San Jorge. Él es el origen y quien da sentido a la fiesta y a sus comparsas; el norte magnético de nuestras fiestas, como si de una brújula se tratase. Sin él nada tendría sentido. Es esencial cuidar la fiesta y su razón de ser sin perder ni desvirtuar por el camino lo esencial de la misma, así como transmitir a las nuevas generaciones lo recibido de las precedentes. San Jorge ocupa un lugar especial en las personas de esta tierra. Sería todo un reto llegar a predecir el número de imágenes de San Jorge que existen en los hogares de quienes tenemos arraigo en Banyeres de Mariola, muchas de estas imágenes posiblemente recibidas como regalo en ocasiones especiales de la vida y con un gran valor sentimental y afectivo. 

HEROICIDAD, SACRIFICIO Y COMPROMISO POR EL BIEN 

San Jorge es querido y ocupa un protagonismo especial en innumerables lugares del mundo: nos encontraremos el cariño hacia San Jorge en los lugares más cercanos y más lejanos. Patrón de numerosos países, regiones y ciudades, desde nuestra población hasta Moscú, desde Portugal hasta Serbia, desde Friburgo hasta Palestina o Etiopía. El nombre de Jorge o Jordi es ampliamente utilizado en muchos idiomas a lo largo del mundo: Georges en francés, George en inglés, Georg o Jürgen en alemán, Giorgio en italiano, Jerzy en polaco, György en húngaro… Por cierto, en este país, Hungría, Szent György (San Jorge) es el Día Nacional de la Policía, quien toma como modelo al Santo Mártir y sus valores de heroicidad, sacrificio y compromiso por el bien, derrotando al mal representado simbólicamente en la figura del dragón. 

Venerado por la Iglesia católica, la Iglesia ortodoxa, la Iglesia de Inglaterra y la Comunión anglicana, entre otras, San Jorge es realmente universal. Nosotros celebramos el día de San Jorge el 23 de abril, pero tal universalidad hace que no sea así en otras partes del mundo. En países de religión ortodoxa, el día de San Jorge (Yuri’s Day) suele ser celebrado dos veces al año, uno en primavera y otro en otoño. En la Iglesia ortodoxa las fechas de las celebraciones vienen marcadas por el anterior calendario juliano y ello hace que el día de San Jorge sea celebrado el 6 de mayo de nuestro calendario gregoriano (que corresponde al 23 de abril del calendario ortodoxo) y, a su vez, en noviembre (San Jorge de otoño). 

En Georgia (país que lleva el nombre de San Jorge) también se celebra el 6 de mayo y de forma mucho más importante el 23 de noviembre, día de San Jorge (Giorgoba), festivo en ese país. En la República Checa y en Hungría, San Jorge lo celebran el 24 de abril al coincidir el 23 de abril con el día de San Adalberto de Praga, obispo, mártir y Patrón de Hungría y de la región de Bohemia. En otras partes del mundo la coincidencia o no del 23 de abril con la Semana Santa hará que el día de San Jorge se aplace a la semana siguiente, tal es el caso de aquellos países o regiones con mayor influencia, por ejemplo, de la Iglesia católica o de la Iglesia de Inglaterra. Encontraremos a lo largo del pequeño planeta, innumerables asociaciones que bajo el nombre de San Jorge tienen como misión intentar contribuir positivamente en la sociedad, y a su vez promover la tradición de San Jorge, tales como “The Royal Society of Saint George” de Inglaterra, “The Society of St. George” de Filadelfia, o “St. George’s Society of New York”, que con 250 años de antigüedad tiene como objetivo ayudar a la gente necesitada y a su vez promover la celebración del día de San Jorge. El número de organizaciones cuya finalidad es promover la celebración de San Jorge es casi interminable. Aunque aparentemente parezca algo lejano, si alzamos la mirada, ¡qué cercano está ese concepto con el de nuestras comparsas! 

Y volviendo de nuevo a nuestra tierra, todo y que en nuestra población encontraremos un sinfín de cuadros, iconos e imágenes que nos transportan a la imagen de San Jorge, la cruz de San Jorge, aquella cruz griega roja sobre blanco que simboliza universalmente a San Jorge y que a su vez combina la sencillez y la elegancia, parece haber perdido cierto protagonismo con el paso del tiempo. 

ONDEANDO CON GRAN HONOR EN EL MUNDO 

Esa elegante cruz de San Jorge, que años atrás revestía los balcones de nuestra población, con el tiempo fue sustituida, posiblemente debido a criterios de moda, por la bandera de España y/o de la Comunidad Valenciana, y más recientemente parece existir una cierta tendencia a que los símbolos de las comparsas reemplacen a éstas o las complementen. Como consecuencia, casi sin rastro hoy en día de la cruz de San Jorge engalanando los balcones. Mientras tanto, en la vecina ciudad de Alcoy, que comparte con nosotros y nosotros compartimos con ella el afecto y la pasión por San Jorge, esta cruz de San Jorge tiene un gran protagonismo y continúa engalanando los balcones con uniformidad. Tanto es así que el Decreto 51/2019, de marzo de 2019, que declara bien de interés cultural la fiesta de Moros y Cristianos de Alcoy indica en su anexo que: “otro de los elementos simbólicos de la fiesta es la tradición por la que la mayoría de balcones de la ciudad, y en especial aquellos por donde discurren los actos, se engalanen con el «cobertor» que exhibe la cruz de San Jorge.” 

La cruz de San Jorge convierte la figura de San Jorge en algo todavía más universal, incluso en aquellos lugares menos dados a representar a San Jorge con imágenes. Esa cruz ondea con gran honor en muchos lugares del mundo, en el oeste y en el este, en el hemisferio norte y en el sur. 

Veremos ondear esta cruz de San Jorge, que es el símbolo de Inglaterra, en innumerables lugares de ese país: en restaurantes, en pubs, en los más importantes eventos deportivos (algunos más cercanos a nuestras costumbres tales como el fútbol, otros algo menos cercanos como el cricket o el rugby), en la Iglesia de Inglaterra y en los lugares más emblemáticos. Si tenemos la ocasión de visitar Inglaterra en fechas cercanas al 23 de abril (St. George’s Day) —quien escribe estas líneas la tuvo en un cambio de fechas de nuestras fiestas hace algunos años— descubrirá que toda Inglaterra vibra ante su bandera de San Jorge y ésta habita por todas partes. La cruz de San Jorge es la bandera real de Inglaterra, cuyo Patrón es San Jorge. 

Esta cruz de San Jorge, a su vez, es la base de la bandera de Reino Unido (conocida como Union Flag o Union Jack). “Union” porque la bandera de Reino Unido está formada por la unión de la cruz de San Jorge (Patrón de Inglaterra), por la cruz de San Andrés (Patrón de Escocia) y por la cruz de San Patricio (Patrón de Irlanda). Cada vez que veamos la bandera de Reino Unido veremos la cruz de San Jorge en el centro de la misma. 

Igualmente veremos la cruz de San Jorge en la bandera de la ciudad de Londres, compuesta por dicha cruz y por una espada, más pequeña, en uno de sus cuadrantes, que simboliza a San Pablo -Patrón de Londres-. También estará presente en el escudo de armas de esta importante ciudad. En el majestuoso y famoso Puente de la Torre de Londres (Tower Bridge) veremos como las dos banderas que lo coronan con elegancia y honor contienen la cruz de San Jorge: la bandera de la ciudad de Londres y la de Reino Unido. Estas dos banderas las encontraremos en no pocos lugares. La veremos ondear en los barcos de la Marina Real Británica (Royal Navy), formada por la bandera de Inglaterra y en el cuadrante superior izquierdo por la bandera de Reino Unido que a su vez también contiene la cruz de San Jorge: dos cruces de San Jorge en la misma bandera. También la veremos ondear con gran honor en los barcos de la Armada de India (Indian Navy). 

DE BANYERES A GEORGIA, DE MILÁN A LA POLINESIA 

La influencia de Reino Unido en muchas partes del mundo a lo largo de la historia ha contribuido a que esa misma cruz de San Jorge sea el símbolo de muchos lugares de este pequeño planeta. Podremos alejarnos hacia los sitios más remotos, pero no nos alejaremos del símbolo que nos recuerda a San Jorge; veremos su bandera ondear. No importa si estamos en las preciosas playas de las islas Fiyi (Fiji), formadas por más de 300 islas en el Océano Pacífico -en donde tendremos que adelantar el reloj 12 horas-, en Nueva Zelanda, en Hawái, en las Islas Cook, en Australia o en Tuvalu (pequeño país de la Polinesia con 12.000 habitantes, a mitad de camino entre Australia y Hawái, y que se hizo popular en su día por la explotación de los dominios de internet “.tv”): allí encontraremos de nuevo la cruz de San Jorge en su bandera y en la mayoría de casos en sus escudos reales. También veremos la cruz de San Jorge como protagonista en un gran número de ciudades y regiones de Italia. La bandera de Milán, la de Génova —potencia naval histórica—, la de Padua, o la de Cerdeña, entre otras muchas, están formadas por la cruz de San Jorge, formando parte a su vez de un gran número de escudos de armas. Esta la podremos ver en los sitios más emblemáticos de importantes ciudades italianas, como por ejemplo en la Galleria Vittorio Emanuele II, a escasos metros de la catedral de Milán. No podría ser menos que llevara también dicha cruz el país con el nombre de nuestro Patrón: Georgia, país situado entre Europa y Asia. Conocida como “la bandera de las cinco cruces”, la bandera de Georgia renació como una primavera en el año 2004 tras muchos siglos en desuso y está formada por la cruz de San Jorge en grande y cuatro cruces de Jerusalén más pequeñas en cada uno de sus cuatro cuadrantes. ¡Cuánto simbolismo! Podríamos ir recorriendo muchos lugares del mundo y la encontraríamos, pero este artículo se convertiría en algo casi interminable. Mucho más cerca, encontraremos la cruz de San Jorge, Patrón de Aragón y Cataluña, en la bandera de Aragón, en la de las provincias de Barcelona, Huesca, Teruel, Zaragoza, Almería (provincia y ciudad), y en la mayoría de sus escudos. También la ciudad de Barcelona tiene como protagonista la cruz de San Jorge, y la podremos ver en el escudo del Fútbol Club Barcelona (Barça): aunque desde 1910 el escudo del equipo azulgrana ha sido renovado en ocho ocasiones, la cruz de San Jorge permanece inalterable en la parte superior izquierda. 

En nuestra población de Banyeres de Mariola la cruz de San Jorge la veremos, entre otros, en el escudo de las comparsas/filaes de Cristians y Jordians, en algunos de sus trajes, en el escudo de la Comissió de Festes, complementando la imagen de San Jorge, y en la bandera municipal, concretamente, en las gualdrapas del caballo de San Jorge a pesar que literalmente parece no mencionarse este hecho en la descripción oficial de dicha bandera: “Sobre el campo de azur del óvalo irá la figura de San Jorge a caballo. El caballo y las gualdrapas serán de plata y el caballero de oro, con la cara de su color por llevar la visera levantada…” También veremos la cruz de San Jorge como símbolo de las comparsas del bando cristiano y, a su vez, engalanando con honor durante las fiestas la torre del homenaje de nuestro majestuoso castillo, cruz de San Jorge que se podrá divisar desde la lejanía. Posiblemente algún día volvamos a ver esa elegante y universal cruz de San Jorge engalanar con mayor ímpetu los balcones y las calles de nuestra Noble, Fiel, Leal y Real villa de Banyeres de Mariola como una especie de vuelta a los orígenes. Y que este símbolo —la cruz del Mártir— nos ayude a tener siempre puesta la mirada en quién es el origen, el fin y quién da sentido a nuestras fiestas de Moros y Cristianos, fiestas de San Jorge. Tanto si es así, como si no lo es, San Jorge siempre tendrá un papel protagonista en nuestras vidas y en la de esta tierra que sabe combinar con gran sabiduría trabajo, esfuerzo y fiesta.