Multitudinaria entrada a la villa


Informação diária – edição digital – M.Vicedo

notícias diretas

Los componentes de las filaes moras y cristianas protagonizan un espectacular desfile desde la Font Bona hasta la plaza Mayor ante la mirada y los aplausos de numerosos espectadores

Las tropas moras y cristianas ya están en Banyeres después de que ayer protagonizaran una espectacular entrada a esta localidad de Mariola. Los componentes del bando de la cruz fueron los que abrieron camino ante la multitud que se congregó en el trayecto entre la Font Bona y la plaza Mayor y después les siguieron los pasos las huestes de la media luna.

Los banderines de las cinco filaes cristianas y el de la Comissió de Festes anunciaban la llegada de la Comparsa Cristians. Los festeros, ataviados con sus características túnicas rojas, fueron recorriendo el itinerario al compás de varias marchas cristianas. Y los más pequeños realizaron su entrada a la villa en carrozas, al igual que harían todos los festeros infantiles de las demás formaciones.

El despliegue cristiano siguió con los Estudiantes. Esta formación se presentó ante el público a ritmo de pasodobles. Siguiéndoles los pasos, desfilaron los Maseros con su capitanía. Primero llegaron los miembros de la filà y al final, los protagonistas. Dos grupos de danzas interpretaron varios bailes en el boato de la capitanía de la familia Torres-Niembro. El capitán Juan Bautista Torres y su abanderada Mati Niembro fueron saludando a los numerosos espectadores y de fondo una puesta en escena musical singular, ya que una coral y una banda de música interpretaron conjuntamente una marcha cristiana.

Un carruaje con cuatro contrabandistas que repartían claveles anunciaba la llegada de la Comparsa de Contrabandistes y después fue el turno para los Jordians. Ésta fue la formación que cerró la entrada cristiana.

A unos metros de distancia y a un paso más pausado fueron llegaron los primeros moros cuando el sol ya empezaba a esconderse entre las casas y las montañas. Los banderines de las cinco formaciones del bando pregonaban que el ejército moro, cuyos componentes lucieron sus trajes oficiales o una indumentaria especial, también se disponía a recorrer las principales calles del municipio.

Los componentes de la Comparsa Moros Vells fueron los primeros en realizar su entrada al municipio, que se engalanó para la ocasión. En la comitiva también desfilaron los Moros Nous con su capitán José Vicente Cerdá y la abanderada Estefanía Francés, la Filà Marrocs, la Comparsa Pirates, que este año estuvo capitaneada por Fernando Blanes y la abanderada es Sayo Blanes, y las escuadras de la Comparsa Califes cerraron el desfile del bando moro.

Todos los festeros de las diez comparsas de Banyeres terminaron el desfile en la plaza Mayor donde presentaron armas ante la imagen de San Jorge ubicada en la fachada del templo parroquial.

Este acto multitudinario -que también contó con la presencia de la consellera de Bienestar Social, Asunción Sánchez Zaplana, así como alcaldes y concejales de otros municipios de estas comarcas, entre outros- se celebró al compás de pasodobles, marchas cristianas y moras que interpretaron diferentes bandas de música procedentes de localidades de varias comarcas como l’Alcoià, el Alto Vinalopó, la Marina Alta, la Marina Baixa o la Vall d’Albaida.

La localidad, tras recibir a los moros y cristianos, celebrará hoy la festividad del patrón, São Jorge.