Las puertas de la Iglesia de Santa María de la Misericordia, de Banyeres de Mariola


Manolo Albuixech Molina – Investigador de Patrimonio

Descarregar document

El Templo Parroquial de Banyeres de Manola cuenta con tres puertas principales de acceso al mismo.

Hasta la mitad de los años treinta del pasado siglo, las puertas de entrada de la plaza Major y la de la calle de San Jorge eran de madera barnizada. Al utilizarse el Templo como Plaza de Mercado de Abastos, fueron cambiadas por otras de barras de hierro con un rectángulo superior y otro inferior, de aproximadamente un metro de altura, en que las barras verticales pasaban a estar compuestas por estos rectángulos con dibujos de triángulos superpuestos.

Finalmente, en el año 1951 se cambiaron por puertas recias de madera forradas de cinc: La de la calle de San Jorge sin dibujo alguno y la de la plaza Major decorada, tal como se encuentran en la actualidad. En cuanto a la puerta que da acceso a la Capilla de la Comunión desde la calle de la Malena, es completamente de hierro con botones cuadrados como adorno.

Un segundo cancel, este para la puerta de la calle de San Jorge quedó proyectado y sin ejecución ya que Gregorio Molina sufrió la crisis en su fábrica papelera y no pudo realizar su deseo.

El cancel de la puerta por la cual se accede desde la calle de la Malena, es de aluminio y cristal de más reciente creación.

En este artículo nos centraremos en el estudio simbólico de la puerta de madera, cubierta por una plancha metálica, que se encuentra localizada en la plaza Major, siendo el acceso principal a la iglesia de Santa María de la Misericordia.

La simbología es un tema muy complejo según las interpretaciones de creencias religiosas y de las diversas culturas. Los orígenes del lenguaje de los símbolos son tan antiguos como la humanidad misma, pudiendo considerarse como la primera escritura de la humanidad. La mayoría de símbolos son de orígenes paganos que fueron adoptados con el tiempo por la cultura cristiana. En este caso, casi con total seguridad, sí que podríamos hallar el origen, de colocar un símbolo en la puerta, como medida de protección. Para ello nos remontamos al año 1272 a. C, concretamente en los tiempos de Moisés, que según en los relatos de las Sagradas Escrituras del Antiguo de Testamento (Éxodo 11,1; 29-51) nos describe las consecuencias de la décima plaga y la medida de protección y salvación del pueblo de Israel.

«Jehová dijo a Moisés: Una plaga traeré aún sobre Egipto, después de la cual él os dejara ir de aquí, y seguramente os echará de aquí del todo» (Éxodo 11,1).

«Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto» (Éxodo 12,13).

Este texto del Antiguo Testamento nos da un clara pista del origen, de marcar las puertas como una medida de prevención contra el mal, ya que es bien sabido que la parte más vulnerable de una casa, fortificación, iglesia, etc., es la puerta, siendo lógico que las personas de la antigüedad, temerosas de Dios y del mal, colocaran símbolos de diferentes clases como una medida de protección. En vez de ser utilizada la sangre, con el paso de los tiempos fueron adoptados otros símbolos de diversas formas y diferente interpretación, pero todos con el mismo objetivo: La de ser un talismán contra el mal. Algo de enigmático y mágico debe de ser el colocar en las puertas símbolos de protección, porque si retrocedemos en la historia, y en especial en las puertas de las iglesias, es algo curioso que estos templos religiosos, a largo del tiempo, fueron objetivos de ataques y desmanes revolucionarios llegando a destruir todo aquello que estaba relacionado con el cristianismo, y estas puertas, estando datada la más antigua en el siglo XVII, no sufrieron daño alguno, excepto el originado por las inclemencias del tiempo, por desgaste y por estética. No es precisamente el caso la puerta de la iglesia de Banyeres, ya que se realizó en conmemoración del año santo de 1951, aunque parece que en 1910 la puerta de esta iglesia estaba cubierta por una chapa metálica donde al parecer había grabados con símbolos referentes al cristianismo.

Existen numerosos y variados símbolos con carácter religioso que fueron, y algunos siguen siendo, utilizados como medida de protección como uso personal o del hogar. Este es el caso del Corazón de Jesús, con el significado de protección porque el «Corazón de Jesús está conmigo»; también simbolizando la protección: «¡Alto ahí! a los demonios, peligros, a los desastres, robos, etc.» Es muy común encontrarlas en la puerta de entrada de una vivienda u otros edificios. Asimismo, se cree que ponerla bajo una almohada de un enfermo o en los vehículos o llevarla encima, da protección y suerte. En el caso de los requetés en la Guerra Civil española, lo llevaban a la altura del corazón, con el significado de «Detente, bala». Otro símbolo que se colocaba en las puertas era una herradura, que en principio se trataba de un símbolo pagano pero en el siglo X fue adoptado por la Iglesia, según la leyenda de San Dunstán. En su última tentación del demonio.

«A pesar de su humillante derrota, el Diablo regresó tiempo después a la fragua de Dunstán disfrazado de viajero y con un caballo al que le faltaba la herradura de una pata. Le pidió amablemente que herrara la pata del caballo. El santo acudió solícito con una herradura, un martillo y unos clavos, pero al agacharse para levantar la pata del animal, pudo ver que el forastero tenía pezuñas en lugar de pies. Esta prueba le bastó para darse cuenta de quién era aquel impostor, y, antes de que este reaccionase, le cogió una pierna y clavó en su pezuña la herradura destinada inicialmente al caballo. Lo hizo con tan mala saña que al poco el diablo estaba llorando de dolor y suplicando que se la quitase. Dunstán accedió, pero antes le hizo prometer que nunca volvería a entrar en un lugar en el cual hubiese una herradura» 1.

Con este ejemplo de la descripción de dos símbolos significativos y conocidos, nos da claras evidencias que efectivamente los dibujos grabados sobre algún elemento, bien sean metálicos o de piedra, o incluso en los picaportes y esculturas, más que un adorno, eran colocados con la intención de protección del mal. Es como el caso de San Carlos de Borromeo, que fue artífice y dio el consejo de introducir el símbolo del león en la puertas de las iglesias, que representan la protección y vigilancia. Como ya hemos mencionado anteriormente la simbología era muy variada, con formas geométricas, animales, florales… Los símbolos serian elegidos concretamente según a la protección que estaba destinada. Algo similar ocurre con los santos que cada uno tiene su abogacía y protección a ciertos males.

.- Portal de la iglesia de la plaza Major

La iglesia comenzó a construirse en el año 1734 finalizando sus obras en el año de 1752, de modo que la primera puerta podemos datarla en esa época, desconociendo si la de madera fue cubierta por una chapa metálica. El primer testimonio que nos atestigua que antiguamente había un revestimiento metálico sobre ella la encontramos en una fotografía del año 1910, en la cual, si observamos detenidamente, hallamos grabados de forma geométrica, florales y la de un pequeño Sol, que claramente es un símbolo pagano utilizado por varias culturas. En el mundo cristiano el Sol representa la luz de Dios. El significado más reconocido del astro rey, en la simbología Mariana, es referente a la representación de la Inmaculada Concepción. Una media luna bajo sus pies, una corona de doce estrellas en forma de aureola y rayos de sol que rodean toda su figura. El origen de relacionar a la Virgen María con el sol la hallamos en las sagradas escrituras (Apocalipsis capitulo 12).

«Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida de sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre la cabeza una corona de doce estrellas».

En 1920 y 1930 aparecen nuevamente fotografías donde se aprecia que esta puerta sigue estando revestida de chapa metálica, aunque en este caso, por motivos de enfoque, no se aprecia grabado alguno. Las primeras noticias fiables de la forma constructiva de la puerta es a mediados de los años treinta, siendo descrita como puerta de madera barnizada, que fue cambiada a consecuencia de ser utilizado el Templo como Mercado de Abastos, durante los años que duró la Guerra Civil (1936-1939).

La puerta colocada en esta época estaba realizada con barras de hierro con forma de rectángulo en la parte superior y otro en la inferior, así como unas barras verticales que pasaban a estar compuestas por estos rectángulos, dibujando triángulos superpuestos. Esta puerta, según testimonios fotográficos, permaneció después de la contienda, hasta que fue sustituida por una de madera con adornos de forma rectangular dispuestos horizontalmente. En el año 1950 hubo grandes obras en este templo como es la reconstrucción del campanario, que fue destruido parcialmente en tiempos de guerra. En 1951 finalizaron las obras del campanario, al igual que la restauración de la puerta.

El cancel de la puerta de la plaza Major también fue realizado en 1951, siendo costeado por Gregorio Molina a petición del padre Jesualdo. Fue realizado en el taller de la Papelera de San Jorge, ubicada en la población de Xátiva, siendo el maestro carpintero Jaime Santonja, natural de Banyeres. Además de la realización del cancel, en este mismo año, en los talleres de la carpintería de los hermanos Blanquer Pérez situada en lo que en la actualidad es la avenida dels Furs, número 12, se realizaron los grabados con clavos sobre la chapa de cinc de la puerta de la plaza Mayor, siendo realizado estos por el maestro Miguel Llópis Pascual, quien previamente había dibujado sus bocetos sobre la pared de la misma carpintería.

.- Grabados de la puerta de la plaza Major

En mi opinión, al no ser la puerta muy antigua, estos dibujos no fueron realizados como símbolos de protección, pero por este motivo no deja de tener su peculiar importancia, ya que las representaciones que hallamos tienen su explicación simbólica, como a continuación daremos a conocer.

* Escudo

El primer dibujo que localizamos es en la parte alta de la puerta, situada en la mitad de las dos hojas de la misma. Se trata del escudo heráldico de la población de Banyeres de la Mariola, el cual nada tiene que ver con el lenguaje de la simbología relacionada con el cristianismo, teniendo en cuenta las puertas cubiertas por una chapa metálica instaladas en las iglesias que han sido estudiadas hasta la fecha. Si es comparada con las más antiguas que datan desde el siglo XVII no se observa ningún escudo civil. Al parecer los escudos sin carácter religioso fueron Introducidos a mediados del siglo XX según las observaciones realizadas en otras puertas de diferentes lugares.

* Aprobación

«Resolución de 15 de noviembre de 2002, del Conseller de Justicia y Administraciones Públicas, por la que se rehabilita el escudo histórico de uso inmemorial». (DOGV núm. 4399, de 16 de diciembre de 2002).

* Descripción

«Escudo cuadrilongo, de punta redonda. De azur un castillo con dos torres de su color, mazonado y aclarado de sable, terrazado de sinople. El castillo cargado con las letras: N F L R (Noble, Fiel, Leal, Real). En jefe, escusón en “cairo” con cuatro palos de gules en campo de oro. Al timbre, corona real abierta».

* Fundamentos

«Escudo inmemorial usado por el municipio al menos desde el siglo XVIII» (Source: Vexilla Hispánica, Eduardo Panizois; Generalitat Valenciana, Consejo Técnico de Heráldica, Escuts i banderes dels Municipis de la Comunitat Valencia, 2003). 2

Con este Boletín del Estado, en mi opinión queda descrito el escudo, ya que se trata de un estudio bastante completo.

* Crismón

En la hoja de la izquierda de la puerta, por encima de la imagen de San Jorge, se encuentra el grabado de un crismón (JHS) que claramente simboliza el monograma de Jesucristo.

El crismón, según culturas y con el paso de las décadas, es representado de tres formas (XP, IHS, JHS), aunque son diferentes, todas ellas simbolizan y tienen el mismo significado (Cristo Salvador de los Hombres). En estas iniciales, concretamente por encima de la letra H, también se halla una cruz que sin duda es un símbolo universal del cristianismo, representando la muerte y resurrección. Para los creyentes católicos sugiere la victoria sobre muerte de Jesús, la obediencia a Dios y a sus leyes, como un talismán de suerte y protección contra todos los seres malignos. Este emblema no es original de esta cultura católica ya que hace miles de años, antes de la era cristiana, era utilizada por otras culturas.

El símbolo del crismón, en uno de sus orígenes, lo localizamos en los papiros paganos mediante los cuales los estudiosos indicaban los pasajes proféticos, con la palabra «chirho» que en griego era la palabra «chreston» que significa «auspicio». En un principio, la palabra «chi-rho» no tiene relación directa con el cristianismo, pero, más allá de pensar lo contrario, este símbolo fue adoptado al convertirse el emperador Constantino el Grande al cristianismo, siendo esta palabra como una abreviatura de Cristo. Para la mejor compresión del significado de esta palabra relacionadas con el cristianismo y con lo pagano, nos remontaremos a la era de Constantino I el Grande, concretamente en la batalla de puente Milvio, donde se enfrentó con las tropas de Majencio.

Según los textos sobre la batalla referenciada, se dice que Constantino I, en la noche del 28 de octubre de 312 tuvo un sueño antes de la contienda bélica, donde se le representó la señal de la Cruz, mientras se escuchaba una voz en griego, que le decía «In hoc signo vinces» que significa «Con este signo vencerás». Al día siguiente, antes de la batalla, ordenó que cambiaran los emblemas de los estandartes romanos por el crismón. Si observamos la frase «In Hoc Signo Vinces» podemos comprobar que las tres iniciales de las primeras palabras dieron el monograma de IHS que coincide con las tres letras del nombre en griego de Jesús y que en la palabra latinizada «IHSOVS» también se lee el monograma de la expresión «Jesús Hominun Salvator» (Jesús Salvador de los Hombres).

Constantino I, después de ser vencedor en la batalla, cambió los estandartes romanos del águila imperial pasando a la cruz y crismón, no siendo utilizada hasta el año 325 en el Concilio de Nicea. El crismón, al tener antecedentes paganos, poseía un doble significado, uno para los creyentes y no creyentes, que se ajustaba el símbolo del crismón a los propósitos de Constantino. Este emperador no solo cambió los estandartes, ya que en el año 313 promulgó el edicto de Milán, beneficiando con este edicto a los cristianos, ya que dejaba de ser una religión clandestina.

* Ave María

A la derecha del crismón, por encima del grabado de Santa María de la Misericordia se encuentran las letras A M, estando de forma entrecruzadas en sí mismas. Este símbolo Mariano es el más significativo y extendido entre el mundo cristiano, pues representa la oración de la Virgen María.

Los símbolos y significados que representan a la Virgen María, así como las alegorías que la acompañan, son varios: un sol, la luna, estrellas, lirio blanco, etc. El símbolo en cuestión de las iniciales A M trata del rezo que invoca a la Virgen María, que según algunas interpretaciones las hallamos, dividiendo las palabras de esta oración, y dándole su peculiar significado según quien la traduzca. Es como la palabra Ave: que sería Interpretada con el saludo que hacía Cristo a los suyos. ¡Dios te Salve! ¡La paz sea contigo! Que con el paso de los años estas palabras también cambiarían en el lenguaje cristiano, siendo un saludo cordial y de buena ventura ¡Buenos días nos dé Dios! ¡Dios les guarde!…

Hay que decir que María es considerada la Madre de Dios, la salvadora de nuestros pecados, representado la pureza, belleza, como una estrella que nos guía a un refugio de esperanza, de consuelo y socorro, la guía espiritual que nos conduce a lo divino y a la gloria eterna.

Estas son las dos palabras más significativas de la oración del Ave María, pero hay que mencionar que cada palabra tiene su significado, según la devoción y creencias de cada persona, puesto que más que un significado simbólico es una traducción de palabras.

* San Jorge

Es uno de los santos más venerado de nuestro país y parte de Europa, patrón de la población de Banyeres. El día 23 se celebra su festividad, siendo costumbre regalar un libro y una rosa roja. La tradición de regalar un libro se cree que proviene con la conciencia de la muerte de dos grandes escritores, Miguel de Cervantes y Willian Shakespeare. Según algunas investigaciones no exactamente murieron un 23 de abril, ya que Cervantes falleció el 22 de este mes y enterrado el 23. En cambio, Shakespeare sí que falleció el 23 pero con el inconveniente que se dató con el calendario Juliano así que fallecería el día 3 de mayo.

La tradición de regalar una rosa roja parece que tiene su origen en la leyenda de San Jorge cuando se enfrenta con el dragón, salvando la vida de la princesa. La lanza de amor, que hiere de muerte al dragón, realizándole una herida profunda de donde mana sangre de vida y amor, transformada en rosa roja. Aparte de esta leyenda sus orígenes podrían venir de la fiesta romana que se celebraba el día 28 de abril y que duraba hasta el 3 de mayo con una ofrenda de flores a la Diosa fértil Flora, celebrando el final del ciclo del invierno, la venida de la primavera llena de colores y vida y belleza, del contraste multicolor de las flores, después de un triste y duro invierno. Hay otro origen que podría provenir de la feria medieval de las rosas que se celebraba en Barcelona por estas fechas.

San Jorge, como ya hemos mencionado, es uno de los santos más venerado en todo nuestro territorio, pero ¿sabemos quién era realmente San Jorge? Para su mejor compresión hurgaremos en la leyenda que relata la vida del santo remontándonos, en Capadocia, en la región de Anatolia, alrededor de los años 275 y 280 d. C. que es cuando se calcula que nació este santo, en el seno de una noble familia romana, y de religión cristiana, fruto de la unión de Geroncio y Policromia siendo su madre de origen griego. A temprana edad perdió a su padre, motivo por el cual emigró a Lydda o Diospolis.

El trato que recibió en Palestina era la de caballero, siendo ascendido a tribuno a la temprana edad de 30 años. Al ser una persona noble y de confianza, el emperador Diocleclano (285-305) le ascendió al rango de guardián personal del emperador.

San Jorge nunca renegó de la religión y por este motivo fue martirizado y a final del sufrimiento de la tortura fue decapitado, calculándose que murió el 23 de abril del año 303.

Hay muchas versiones de la leyenda de San Jorge que, a pesar de que cambia el texto, todas ellas están relacionadas en la lucha del santo con el dragón y el triunfo final del bien contra el mal.

Una de estas leyendas se encuentra relatada en la página que la describe de la siguiente manera. (“La leyenda de San Jorge, un símbolo muy europeo” – ABC.es) www. abc.es/sociedad/…/abei-jorge.dragon-leyenda-201304222111 .html.

«Según cuenta el beato Santiago o Jacobo de la Vorágine, San Jorge llegó a una ciudad libia llamada Silia cuyos habitantes vivían atemorizados por un enorme y pestilente dragón que se escondía en un lago cercano. Los lugareños echaban al día dos ovejas al lago para que el monstruo se alimentase con ellas, pero cuando le faltaba comida, la bestia se dirigía a la ciudad y contaminaba el aire con su hedor, provocando así la muerte de muchas personas. Llego el momento en que casi no quedaron ovejas en la ciudad, y sus habitantes decidieron alimentar a la criatura con doncellas elegidas por sorteo. Pero poco a poco se fue despoblando Sirca, hasta que el azar escogió a la hija del rey. El monarca ofreció todas sus riquezas para salvar la vida de la joven, pero sus súbditos le amenazaron con matarlo si no le entregaba a la nauseabunda bestia. De la Vorágine cuenta que cuando la chica estaba a punto de ser devorada por el dragón, el santo, montado en su caballo, clavó su lanza a la criatura. Con la bestia malherida, San Jorge ordenó a la joven que le atase como si fuera un perro. Así, soldado y doncella llevaron al monstruo a la ciudad. Allí, San Jorge pidió a los lugareños que se bautizasen y después de que estos lo hiciesen terminó de dar muerte a la terrible criatura».

* Caballo

Los elementos materiales y animales que acompañan en la representación de la imagen de San Jorge también tienen su especial representación y significado simbólico. La figura del caballo es nombrada en varios textos de las Sagradas Escrituras pero, con la diferencia de otros símbolos animales, no tiene un significado simbólico individual, ya que este animal equino habitualmente está representado en compañía de algún santo o como los cuatro Jinetes del Apocalipsis, etc. En la creencia pagana, y exactamente en la Edad Media, se tenía la creencia que las brujas volaban con sus escobas por temor y verdadero pánico a los caballos y a todo aquello que estaba asociado a este animal, como son las herraduras que las ahuyentaban. Tal era esta creencia que cuando una mujer era acusada de brujería y no era quemada en la hoguera, se la enterraba y en la tapa del ataúd era clavada una herradura, impidiendo así su posible resurrección.

* La vestimenta de San Jorge

Podríamos interpretar la vestimenta de este santo como un adorno que engrandece la figura de los santos guerreros, en realidad es así, pero no deja de tener su significado simbólico. Así no los da a entender en el texto de la Biblia (I Tesalonlcense 5:8):

«Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo».

El yelmo de la salvación es un símbolo con una Interpretación espiritual, que protege la cabeza y la mente del ataque de los malos pensamientos, desviándonos del camino de Satán y conduciéndonos por el camino de la fe. Definiendo este símbolo como un casco imaginario que protege nuestra mente y conciencia.

«Se puso la justicia como una coraza, y el yelmo de salvación en su cabeza; como vestidura se puso ropas de venganza, y se envolvió de celo como un manto» (Isaías 59:9-17).

La coraza, considerada de justicia, protege el corazón y partes vitales del cuerpo. También considerada la armadura de Dios que protege contra los ataques del mal, ya que sin esta coraza estaríamos expuestos a los ataques de Lucifer y sus ángeles caídos.

«Vestíos de toda armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo» (Efesios 6:11-13 11). «Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes» (Efesios 6:11-13 13).

La espada, al igual que la lanza, es un arma que habitualmente acompaña al soldado Santo que lucha contra el mal, también está asociada con la crucifixión de Cristo, siendo considerada esta arma como una reliquia en el mundo cristiano que es conocida con la denominaciones de la lanza del Destino, la lanza de Logino o la lanza de Cristo. Esta arma, que simbólicamente representa la lealtad, es considerada como una reliquia de salvación y la victoria contra el mal. En algunos casos, en vez de una lanza, los santos soldados están representados con una espada, que simbólicamente es considerada como la palabra de Dios.

«Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón» (Hebreos 4:12 12).

Como hemos comprobado con la vestimenta de un Santo Guerrero es obvio que no este era representado al azar. El vestuario que portaban estos santos, desde el casco hasta las sandalias, tiene su significado simbólico relacionado con Dios y simbólicamente nos protege contra el mal y los ataques constantes del diablo. Otras armas que están relacionadas con la vestimenta de los santos, y no está representada en el grabado de San Jorge, son las sandalias, cinto y el escudo de la fe que representa la protección contra el mal.

* Dragón

El origen del dragón como símbolo cristiano representa los enemigos de la fe cristiana, el mal, la traición, el cólera, la envidia… En el Antiguo Testamento es asociado al monstruo marino (Leviatán) que describe Jacob, y que los santos padres lo asimilan con la figura del Demonio, que amenaza al mundo y la creación y que debe ser vencido. Este ser mitológico es nombrado en las Sagradas Escrituras apareciendo descrito en los pasajes del Apocalipsis del apóstol Juan y en el Apocalipsis capitulo 12. Pero sus orígenes aún se podrían remontar a tiempos más lejanos, ya que este siempre ha sido asociado al diablo, y la palabra dragón (en latín draco) significa serpiente. El diablo se transformó adquiriendo el aspecto de este reptil para cautivar y seducir a Eva y conducirla al camino del pecado.

Este símbolo sin duda representa el mal, el caos, la destrucción total, pero con el paso de los años algunas culturas y civilizaciones la utilizaron como un símbolo de poder. Los vikingos adornaban la proa de su barco con la cabeza de un dragón, como una especie de talismán que ahuyentaba a los malos espíritus y, a su vez, atemorizar a sus enemigos. Los romanos lo tenían como un símbolo de poder y sabiduría, al Igual que en la Edad Media era el liderazgo y la fuerza, pero era utilizado con su poder oscuro negativo con la creencia que infundiría miedo a sus enemigos. No era totalmente un símbolo de poder y maldad ya que en la mitología griega el dragón representaba al rayo y la fertilidad, simbolizando a la lluvia que fecunda la tierra y da vida.

El dragón, aparte de representar el mal, tiene otros atributos: de poder, de guardián, de sabiduría y de atemorizar a los enemigos que en la interpretación cristiana vendría a ser el de ahuyentar al infiel para impedir que entrara en un lugar santo. Por este motivo, es lógico hallar en los edificios religiosos esculturas en forma de dragón. Igualmente, es lógico encontrar picaportes o aldabas en las puertas de iglesias y edificios señoriales como un símbolo de protección contra el mal y las riquezas custodiadas por esta temible bestia mitológica.

* Santa María de la Misericordia

A la derecha de la figura de San Jorge se encuentra la imagen grabada de Santa María de la Misericordia arropando a dos pastorcillos, una de las imágenes más populares de la representación de la Virgen María. En este caso, evitaré realizar una explicación simbólica por el motivo que ya ha sido descrita en los párrafos anteriores.

NOTAS PIE DE PÁGINA:

1 http://sobreleyendas.com/2008/05/14/el-diablo-y-san-dunstan/. Accedido el 30/07/2015.

2 José Antonio Jiménez Ruiz, 24 Junio 2009.

BIBLIOGRAFÍA:

– CASTELLÓ MORA, J. et al:. “História Gráfica de Banyeres de la Mariola”, p. 54-140-146-150-261-292.

– Crismón – Wikipedia, la enciclopedia libre, (es.wikipedia.org/wiki/crismón).

– “Del crismón al crucifijo”, ABC.es (www.abc.es/sociedad/..,/abci-crismon-crucifi-jo-201303251439.html).

– Significado de la oración del ave María/ catoliscopio.com (parroquiaicm.word-press.com/.. ./significado-del-ave-maría/).

– “DRAGONES Y SÍMBOLOS (II) SAN JORGE” – Pasapues (www.pasapues.es/ aragon/sanjorge/sanjorge.pdf

– “La leyenda de San Jorge, un símbolo muy europeo”, ABC.es, (www.abc.es/ sociedad/., ./abc-jorg e-dragon-leyenda-201304222111.html.)

– “El símbolo metafísico de la Leyenda de Sant Jordi” (sa… (meditaciondeldla.com/… /el-simbolismo-metafisico-de-la-leyenda-de-sa…)

– “SAN JORGE. La Leyenda: El bien sobre el mal”. Historia (www.phistor¡a.met/reportajes-de-historia/SAN-JORGE_110.html.)

– “Simbolismo de los Dragones – Linkmesh” (www.linkmesh.com/Dragones/dr3.php.)

– “DRAGÓN – Ecovisiones” (www.ecovisiones.el/diccionarlo/D/DRAGON.htm)

– “Herradura de la suerte – el libro mágico de embrujo” – Blogger (libromagicodeembrujo.blogspot.com/2009/herradura-de-lasuerte.ht…)

– “La Armadura de Dios” – Significado – Tiempo de Esperanza (www.sitiodeesperanza.com/2012/la-armadura-de-dios-significado.htm…)

– “El arquetipo del dragón en la mitología universal” / Itzel Valle… (
www.academia.edu/…/El.arquetipo_deLdragon_enJamitologia_univer…)

ILUSTRACION:

Dibujo de la decoración que presenta la puerta principal de acceso al Templo Parroquial, situada en la Plaza Major. Realizado por Manuel Albuixech en Diciembre de 2013