alléluia


alléluia, Non fullla Paroisse 2208

Télécharger le fichier

El aleluya de este domingo tiene un aire georgiano, un ambiente musical, una vertiente cultural, un aleluyaconsolidado”.

Hablamos de las Jornadas Musicales del Octavario de S. Jorge.

Hoy en su XXXVII edición están plenamente consolidadas las jornadas. El esfuerzo de recuperación que se hizo hace 37 ans, mirando décadas anteriores en que, concluidos los actos festeros, ocupaban un espacio, en las fiestas, actos culturales (conciertos, teatro, danzas…) todos los días. Hoy en los días propiamente de fiestas no hay espacio para más, los días se quedan cortos en horas.

Recordamos con nostalgia las primeras jomadas: “Concierto de guitarra, laúd, bandurria”; “Concierto de guitarra”; “Concierto de piano (vertical)”; “concierto de órgano (portátil); conciertos en el antiguo Teatro Beneficencia, en la capilla de la comunión.

Hoy los Conciertos del Octavario tienen ya un lugar propio y específico en el campo de la música en Banyeres, claramente diferenciados de otros conciertos. Forman parte de nuestro elenco cultural y musical.

Y un espacio físico propio: Nuestro templo parroquial. Qué diferencia de aquel templo pintado de gris, con manchas de humedades, con los muros tiznados por los humos, con falta de luz¡Qué diferencia!

Cuando uno se sienta en el templo para un concierto del octavario el espacio físico no tiene nada que envidiar a cualquier concierto en templos centroeuropeos. Hoy en Banyeres, este marco supera a muchos lugares.

Escuchar música barroca, interpretar a J. S. Bach, Handel,… y otros autores del barroco tiene hoy un marco adecuado en nuestro templo parroquial, templo de transición entre el barroco y el neoclasicismo. Y es el idóneo cuando se interpreta la música religiosa (tanto barroca, antigua o actual), música compuesta para ser interpretada en el templo.