La cofradía impulsa la universalidad de Sant Jordi