Una ofrenda


P.G.F.

Permitidme que en un programa como éste, dedicado a Fiestas de Moros y Cristianos en honor a San Jorge, empiece yo hablando de Dios, que tuvo a bien “distinguirme” precisamente durante estos días festivos con la prueba más dura de mi vida: la enfermedad de mi hijo.

Fue como he dicho, coincidiendo con estos días del mes de abril, en que Bañeres vibra de alegría y emoción por la proximidad de fechas tan señaladas, cuando me vi sumida en un profundo dolor y desesperación ante algo desconocido que hacía temer por la vida de mi niño.

Hoy puedo dar gracias a Dios de que todo acabó bien y quiero por esto hacer una ofrenda (la primera ofrenda del día 22) y aunque le lleve muchas flores al Santo Patrón, la mejor la llevaré a mi lado con una pequeña banda de “Capità dels Maseros”.

Este año mi participación en la fiesta es doblemente emotiva: la primera ya la he comentado, la segunda es conmemorar las bodas de oro del “abuelo Vicent”. Mi profundo respeto y cariño a nuestros antepasados hace que sea un privilegio poder revivir tan entrañable acontecimiento.

Por otra parte va a ser para mí un honor representar a esta digna comparsa de “Maseros” de la que me enorgullezco de pertenecer.

Sé que este año no voy a vivir las fiestas como siempre, será de una manera más plena, y quiero vivirlas intensamente, participando en todos sus actos.
En lo sucesivo me limitaré a estar tras las bambalinas de la fiesta preparando mantas y mantillas, chalecos y delantales, horcas y abanicos contribuyendo a hacer posible “el milagro de la fiesta”.

Descarregar document