Restitución de la bandera de Bañeres


Antonio Mataix Blanquer

Apenas tenemos noticias sobre la bandera que utilizaran nuestros antepasados, como enseña representativa de nuestro pueblo, sus gentes y su cultura.

La única referencia que hay sobre ella, es en el libro de Actas que relatan los memoriales presentados al Rey Felipe V, como consecuencia de la guerra de Sucesión Española, entre Felipe de Anjou y el Archiduque Carlos. En ellas, Laureano Ballester, en nombre del Alcalde y Regidores de la Universidad de Bañeres, dirige una carta a D. Daniel Mahoni, Mariscal de Campo y Gobernador, Coronel del Regimiento de Dragones de Su Majestad en la que textualmente dice:

“Excmo. Sr. Puestos a las plantas de Vuestra Excelencia hemos celebrado con grandes aplausos y júbilo el rendimiento de la Villa de Alcoy, a nuestro Monarca el señor D. Felipe por la gracia de Dios, dando las gracias a Vuestra Ilustrísima y así suplicamos a Vos, si hubiere cubrimiento de armas para acabar de armar a estos vecinos, pues de la villa de Bocairente escogimos aquellas que se pudieran, y por ser los mismos no fue posible el sacar bastantes armas, y repetimos, si fuere justo, la representación que tenemos hecha a Vuestra Excelencia de los pedreros o presos para componer este castillo y una bandera que está pintado el Glorioso San Jorge, que cuando vinieron a quemar esta Universidad, se la llevaron a esa Villa. Y confiando de vuestra gracia, quedamos esperando preceptos de su firme voluntad.

Dios guarde a V.I.
Bañeres y Enero a 11 de 1708
B.L.M. a Vuesencia
S.M. Maior por el Alcalde y Regidores de dicha Universidad.
Y de su orden
Laureano Ballester.”1

A la luz de este texto, resalta fundamentalmente:

1. Que Bañeres utilizaba una bandera local y que “cuando vinieron a quemar esta universidad, se la llevaron a esa Villa”.
2. Que en ella estaba “pintado el Glorioso San Jorge.

Con estos escasos datos, el Ayuntamiento, encarga un trabajo de investigación histórica a D. Pedro María Orts i Bosch, experto en heráldica y vexilología, referente a las características que tendría la enseña, sobre dimensiones, colores heráldicos, figuras, simbología, etc., siempre como base la escasa documentación que poseemos sobre la misma. En noviembre se nos remite el estudio completo, fundamentando la historicidad de nuestra bandera dentro del contexto histórico con los elementos heráldicos que la integrarían, y del mismo transcribimos el texto de su descripción:

“Por todo ello creemos que se puede proponer como bandera histórica de la Villa de Bañeres la siguiente: Un rectángulo de tela de color carmesí que tendrá de largo vez y media de alto, sin contar la vaina, si la tuviese. En el centro del rectángulo irá un óvalo de azur con bordura de oro, siendo el alto del óvalo igual a la mitad del que tenga la bandera. Sobre el campo del óvalo irá la figura de San Jorge a caballo de la siguiente manera: Caballo con gualdrapas de plata, cubierto todo él excepto las partes bajas de las palas que serán de su color, sobre gualdrapa la cruz griega de gules, dicha también de San Jorge, y el caballero San Jorge con armadura de oro, sólo la cara de su color y por llevar la visera levantada que con lanza de oro alancea a un dragón de plata lampasado y armado de gules. Y para mayor singularización de la bandera, deberá llevar a derecha e izquierda del óvalo donde va la figura del Glorioso San Jorge, el escudo de Bañeres, flanqueando de esta manera la figura central y cuyas dimensiones serán la mitad que la del óvalo.”2

Posteriormente a la Guerra de Sucesión y como consecuencia de los Privilegios que concedió el Rey Felipe V, por la participación en la causa Borbónica y en decreto de 27 de mayo de 1708 en el que se autoriza la modificación del escudo de armas de la Villa, se incorpora el castillo con las iníciales de los títulos nobiliarios. Con esto queda claramente identificada toda la simbología identificativa de nuestro pueblo: el Glorioso San Jorge y flanqueándolo el escudo de Bañeres sobre fondo carmesí (rojo agranatado).

Presentado este estudio al Pleno del Ayuntamiento en sesión de 7 de enero de 1991, acuerda por unanimidad de todos los miembros y grupos políticos, solicitar de la Generalitat Valenciana, la aprobación de la Bandera Local.

No se solicita que se reconozca una bandera de nueva creación sino que se devuelva de pleno derecho la enseña que tenía Bañeres y que perdió en las incidencias de la Guerra de Sucesión. Se trata pues de una RESTITUCIÓN de nuestra propia idendidad, de algo que forma parte importante en el sentir y el ser de Bañeres.

NOTAS:
1. Banyeres. Estudio Histórico, Geográfico y Cultural de la Villa. Grup Cultural d’Investigació. Pág. 92.
2. Extracto de la descripción certificada que presenta D.Pedro María Orts i Bosch.

Descarregar document