25 de abril


La junta directiva

El programa de Fiestas, que cada año se edita con motivo de las tradicionales Fiestas de Moros y Cristianos en honor a nuestro Patrón San Jorge, es sin duda el medio por el cual damos a conocer las sugerencias, inquietudes y vivencias de los hechos más significativos con relación a la fiesta, al acontecer durante todo un año de nuestra Villa.

También es por tanto y de hecho constituye el más fiel reflejo, de cómo a través de los años, se plasman y cobran relieve las tradiciones por el quehacer de todo un pueblo que quiere dejar por la dimensión que alcanza, a las futuras generaciones, como punto de referencia y consulta al mejor de los archivos que con el tiempo Bañeres puede disponer.
… … …
… Pero sí queremos resaltar uno de los actos que por iniciativa del Padre Jesualdo en la primavera de 1966, está tomando cada año mayor arraigo. Nos referimos a la celebración en el Cementerio Municipal de la Santa Misa en sufragio de todos los difuntos el 25 de Abril, “Día del Santo Cristo”. “De bien nacidos es ser agradecidos”; también de siempre la Iglesia tiene presente las oraciones y sacrificios en sufragio de los difuntos y es precisamente en este día, donde gozamos nos emocionamos a la vez del acto del Cementerio, que por su capacidad en el recinto donde lo celebramos, caben perfectamente todo el conjunto festero con su/s Capitán/es t Abanderadas con el pueblo fiel alrededor del Altar, con acto digno de presencias y honrar a nuestros antepasados, aquellos que nos precedieron y supieron con ejemplo transmitir fa Fe y la Fiesta.

Hoy en día la Misa de Acción de Gracias, que cada 25 de Abril seguimos celebrando en la Ermita de Santo Cristo – por decirlo de alguna manera – carece de ese ambiente festero que tenía tal y como la recuerdan los más ancianos del lugar, donde la presencia de las tres comparsas por cada bando con que contaba entonces la fiesta, con sus capitanes y Abanderadas a cada lado del Altar, y repleta de fieles hasta el graderío de la puerta principal. Si grande es la Ermita, hoy sería imposible que con las 5 comparsas por cada Bando y el número tan considerable de festeros, con todo el boato de la fiesta pudieran estar presentes en esta celebración. ¡Gracias Padre Jesualdo! tuviste la feliz iniciativa hecha ya tradición con la celebración de la Santa Misa en el recinto del Cementerio.

En compensación está tomando mayor relieve, en primer lugar al almuerzo de todas las comparsas festeras con familiares, amigos y vecinos esparcidos alrededor de la Ermita, hermanados olvidando diferencias, compartiendo con alegría y como eje de este singular espectáculo Cristo en la Cruz, brazos abiertos a todo un pueblo que por su Fe, supo llevar el último día de la fiesta al lugar más hermoso y fiel exponente de nuestras creencias.

Después de este rato de expansión y llegada la hora prevista, el acto que por excelencia hace la continuidad de la Fiesta. “La Alçà dels Capitans”. Es precisamente en la explanada delante de la Ermita, donde se adquiere este compromiso formal de los capitanes para el año siguiente, como testigos presidiendo el acto a la firma en el “Libro de Oro” los presidentes de la Comisión de Fiestas, de la Cofradía de San Jorge y del Santo Cristo.
… … …
Descarregar document