Sant Jordi en el Maestrazgo

Emili Beüt

sí señores, San Jorge se encuentra en el Maestrat, eixa històrica comarca que s’estén per la zona nòrdica de les terres valencianes. Allí hay un pueblo que ostenta el nombre del Santo Caballero Mártir de Capadocia.

Es tracta d’una vila edificada sobre un tossal d’un centenar de metres d’altitud, que agrupa al abrigo de la iglesia parroquial terminada en 1759, que tiene por titular Santiago, y que no es muy espaciosa, però posseeix alta cúpula i un quadrat campanar ab artístic remat.

La mayor parte de las calles son escasamente pendientes, habiendo también de planes y suficientemente anchas. Es un goig poder contemplar encara moltes clàssiques portes arquejades que rememoren passats segles. Un carrer exhibeix l’evocador nom del Delme. En la plaza quedan unas viejas arcadas de piedra que formaron parte de la primitiva iglesia, en el lugar donde parece que después estuvo el hostal.

En la época musulmana en el que ahora es el pueblo había un Mas, situado en territorio de la jurisdicción del Castillo de Cervera, fortaleza que ya 1157 Ramon Berenguer prometió dar, quan arribarà al seu poder, a l’orde de Sant Joan de l’Hospital, lo que confirmó tras 1171 Alfonso II, va aún reiteró Pedro el Católico en 1208, y finalmente Jaime I en 1233 cuando ya se encontraba actuando en tierras valencianas para conquistarlas. Però el castell no passà als exèrcits cristians fins eixe mateix any 1233, y es entonces cuando fueron cumplidas las repetidas promesas y los hospitalarios se posesiona, y luego determinarse la extensión de su dominio territorial.

El Maestre de l’ordre, Hug de Folcarquier, en 1235 otorgó la carta puebla, dictando las normas para todos los pobladores de la circunscripción del Castillo, denominación que en aquellos tiempos equivalía a Distrito, al que un Privilegio de Jaume I concedió a los habitantes el poder de pastar los rebaños en los términos de todos los pueblos en él comprendidos.

Aquel Mas a que nos hemos referido, en el que hi hi havia instal•lat un molí d’oli, o almazara, quedó dentro del término del pueblo de Traiguera, y funde adquirido por los hermanos Esteban y Bononat astillado (o Esteller) y por Domingo de Montereal, caballeros de las tropas reales, y por este motivo comenzó a decirse le Mas los Estellers.

En 1261 compraron el molino los Hospitalarios, i naturalment van començar a intervindré en la seua explotació, fijando las reglas de funcionamiento el lugarteniente del Castellano de Amposta, com cap de l’ordre en la demarcació.

La dissolució de l’ordre del Temple va donar origen a què es fundar la nova Ordre de Nostra Senyora del Montesa, que se haga cargo de todas las propiedades de los Templarios, y también, por convenio, de las de los Hospitalarios. En consecuencia el Mas los Estellers pasó a Montesians desde 1319.

El Mas fue poco a poco agrandando el caserío en el entorno, y aspiró a dejar de ser una aldea de Traiguera, a independitzar-se. A efectos, se propuso la separación en las Cortes celebradas en Monzón en 1626, pero del Brazo Militar, por presión del orden de Montesa, es va oposar, negarse a la tierra • licitud.

La insistencia de los habitantes del Mas de los Estellers en la segregación, la seua perseverança, dio a finales resultados positivos, y el 28 de agosto de 1647 el rey Felipe IV concedió el Real Privilegio de erección en villa separada.

I l’1 de setembre de 1649, confirmando lo dispuesto, el mismo rey otorgó el nombre de San Jorge a la nueva villa, corresponent als desitjos expressats pels veïns.

Protestes, pleitos, y gestiones de Traiguera retrasaron la ejecución, y hasta el 7 de mayo de 1655 no es va elegir públicament el Mas en Vila. A continuación se nombraron el Justicia, Jurats i els altres càrrecs públics.

La "danza de San Jorge" es un baile típico de la localidad, señorial y repuesto, en el que las reverencias y saludos menudean, dándole un carácter señorial de distinción y elegancia. Se ejecuta al son del tabalet y dolçaina, i intervé un número il•limitat de parelles. Els homes duen xopetí creuat ab galó de seda per les vores, camisa blanca, chaquetilla corta de cuello alto, calzón corto negro, calces blanques i espardenyes; por la cintura llevan faja de color, i el cap el cobreixen ab capell de copa alta. Un rellotge penjant de cadena des de la butxaca, completa la indumentaria. Les dones vistent bruseta blanca, falda de gran volada de tela de casulla, mantón de colores con reflejos tornasolados, bragas y alpargatas blancas con listas negras largas trenzadas sobre las piernas. El cabello replegado en un moño; adornan con joyas de valor, especialmente los pendientes.

La danza es muy antigua y empezó a bailar en la romería que en cumplimiento de promesa se celebraba anualmente el día de la Santa Cruz, 3 de mayo, desde el pueblo al santuario de la Virgen de la Fuente de la Salud, enclavado en el término de Traiguera, nosotros una 3 kilómetros. En suspenderse esta romería a principios del siglo XIX por divergencias de etiqueta entre los pueblos, la danza empezó entonces a ejecutarse en la misma ciudad de San Jorge, el 23 d’abril, que es la fiesta.

El último Censo general, el de 1981, fixava a la vila de Sant Jordi 590 habitantes.

El escudo de la localidad ostenta la imagen de San Jorge.

El término municipal tiene 36'67 kilómetros cuadrados de extensión, es alargado y limita por el NE. con Cataluña, sirviéndole de hito divisoria el río de la Sènia. Aproximadamente por la parte central del territorio cruza de O. E. el río Aro, que viene de Los Puertos de Morella. También lo atraviesan los barrancos de la Barbiguera y del Surrac.

La mayor parte del término es plana, aunque con ondulaciones,pero por el O. i el SO., alrededor de la villa, levantan montículos que elevación oscila • la entres los 200 y los 300 metros sobre el nivel del mar. Hacia el N. remonta el vértice geodésico Palin 177 metros de altitud.

De la carretera nacional n.º 340, de Càdiz a Barcelona, a su paso junto a Vinaròs, puede irse a San Jorge derivando por la también nacional n. º 232, de Vinarós a Vitoria i Santander, y recorriendo unos 14 kilómetros.
* * *
Siguiendo mi costumbre he tratado en as páginas un tema relacionado con Sant Jordi, però enguany vullc acabar el treball suggerint una idea: Ara que estan de moda els agermanaments entre pobles ¿no seria adequat agermanar les poblacions de Banyeres i de Sant Jordi? Un cebador paso, el prólogo, podria ser que s’invitarà als Dansants a visitar Banyeres i intervindre en les festes de l’any pròxim.

La propuesta queda lanzada. L’Ajuntament i la Comissió de Festes de Moros i Cristians tenen la paraula, si lo creen oportuno.

descargar documento